miércoles, 2 de agosto de 2017

El arte de Volar

Antonio Altarriba Lope saltó por la ventana de la residencia de ancianos de Lardero (La Rioja) en 2001... pero su vuelo no ha terminado. Aquel viejo anarquista, perdedor en la guerra y en la vida, sobrecoge aún hoy las almas de miles de personas: son los lectores de 'El arte de volar', novela gráfica escrita por su hijo Antonio Altarriba e ilustrada por Kim, Premio Nacional de Cómic en 2010. Metáfora visual, poesía, emoción, humor, tragedia, amor y guerra… todo cabe en esta obra maestra de la historieta española que, a cada nueva lectura, ofrece nuevos horizontes.


Es un libro que se eleva de la anécdota a la categoría sin esfuerzo aparente, un arte al alcance de pocos contadores de historias: desde lo anecdótico de una dramática y concreta experiencia personal y familiar, Kim y Altarriba acceden a lo categórico para contarnos que ahí podríamos estar todos, mejor dicho, que ahí estamos todos. O estuvimos. O estaremos.
La técnica narrativa de Antonio Altarriba (Yo, asesino), estructurada en dos niveles de relato -los textos de apoyo y los propios bocadillos- fluye y conmociona obrando el milagro: arrobas de sentido poético, ausencia de estridencia y adorno. Los dibujos de Kim (Martínez el Facha) alternan el realismo descarnado como espejo irremediable de la Guerra Civil, con una vis simbólica y fantástica de lo más inquietante. El arte de volar. Aún duele su lectura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario